Lipedema: la enfermedad inflamatoria crónica que se disfraza de “piernas gruesas”

Para la mayor parte de las personas, la palabra lipedema es desconocida. Sin embargo, si has hecho click en este artículo, probablemente conoces bien los síntomas de esta enfermedad, pero quizá no sabes que la tienes.

El lipedema es una enfermedad de tipo inflamatorio, crónica y degenerativa. Esta patología del metabolismo de los lípidos da como resultado el deterioro simétrico de la distribución y el almacenamiento del tejido graso. También se porduce la  hiperplasia de las células grasas individuales. El lipedema ocurre casi exclusivamente en mujeres , pudiendo afectar hasta al 11% de las mujeres del planeta.

En el lipedema, la grasa se distribuye de manera irregular debajo de la piel, generalmente en las nalgas y las piernas. Normalmente comienza como una preocupación cosmética, pero eventualmente puede causar dolor y otros problemas. El lipedema suele confundirse con «tener las piernas gorditas», «tener mucha celulitis» o incluso con obesidad si está en un grado avanzado.

Síntomas del lipedema

Los síntomas del lipedema pueden aparecer juntos, o sólo pesentarse algunos.  Los más comunes son:

  • Desproporción visual entre la mitad superior e inferior del cuerpo. Puede haber varias tallas de diferencia entre la ropa para la parte superior e inferior del cuerpo. Los pies y las manos jamás están afectados.
  • Piernas en forma de columna, simétricas (ambas piernas presentan el engrosamiento).
  • Dolor en las piernas al tocarlas, aparecen moretones con facilidad sin causa aparente
  • Cuando se sigue una dieta para adelgazar, se pierde peso en la parte superior pero no en la inferior.

A medida que la condición progresa, la grasa lipedémica continúa acumulándose, y puede comenzar a afectar también a los brazos.

Con el tiempo, las células grasas bloquean los vasos del sistema linfático. Este bloqueo impide el drenaje adecuado del líquido linfático, lo que lleva a una acumulación de líquido llamado linfedema.

Causas del lipedema

Hasta el momento, se desconocen las causas exactas. Se cree que las hormonas femeninas juegan un papel importante, dado que el lipedema afecta principalmente a las mujeres, y a menudo comienza o empeora en la pubertad, durante el embarazo , después de una cirugía ginecológica y alrededor de la menopausia. Los científicos también creen que los genes están involucrados. Muchas mujeres con lipedema tienen familiares (madres, tías, abuelas) con la afección.

Etapas o grados del lipedema

Hasta el momento, se han descrito cuatro etapas de avance del lipedema. Varía de leve a extremo, de la siguiente manera:

  • Etapa 1: la piel en el área afectada es suave y lisa. La hinchazón aumenta durante el día, pero generalmente se resuelve con reposo y elevación.
  • Etapa 2: la piel desarrolla hendiduras y el tejido subcutáneo comienza a sentirse más duro y nodular. Pueden aparecer lipomas (bultos grasos entre la piel y la capa muscular subyacente). Comienzan a formarse grandes depósitos de grasa en la parte superior e inferior de las piernas y alrededor de los tobillos. Puede aparecer eccema e infecciones de la piel. Si bien la hinchazón aumenta durante el día, como en la etapa 1, se ve menos afectada por el descanso y la elevación.
  • Etapa 3: hay más endurecimiento de los tejidos conectivos, y la hinchazón se presenta constantemente y no se resuelve con reposo y elevación. Grandes masas de piel y grasa causan deformaciones en los muslos y las rodillas.
  • Etapa 4: se produce linfedema. Esta etapa también se llama lipo-linfedema. Grandes masas de piel y grasa sobresaliente está nconstantemente presentes. Se produce fibrosclerosis, y en ocasiones elefantiasis.

Tipos de lipedema

Independientemente del grado de afectación, el lipedema puede ser de diferentes tipos. estos tipos se se basan en la distribución de la grasa:

  • Lipedema de Tipo I: grasa distribuida en el área de las nalgas y las caderas (silla de montar o fenómeno de Jodhpur)
  • Tipo II: grasa distribuida desde los glúteos hasta las rodillas, con formación de pliegues de grasa alrededor del lado interno de las rodillas
  • Lipedema de Tipo III: grasa distribuida de glúteos a tobillos
  • Tipo IV: grasa lipedémica en los brazos
  • Lipedema de Tipo V: grasa lipedémica en las piernas

Tratamiento del Lipedema

Dado que el lipedema es una enfermedad crónica y degenerativa, no se puede eliminar mediante dieta y/o ejercicio, y no existe realmente una cura. Sin embargo, se puede ralentizar el avance de la enfermedad y aliviar los síntomas tomando una serie de medidas:

Drenaje linfático manual

El drenaje linfático es una forma de masaje que utiliza movimientos de bombeo suaves y rítmicos para estimular el flujo de linfa alrededor de las áreas bloqueadas hacia los vasos sanos. Así, puede drenar en el sistema venoso. Esto ayuda a aliviar el dolor y a prevenir la fibrosis, además de mejorar estéticamente la apariencia de las piernas. Sin embargo, no es una soluciñon de largo plazo dado que al discontinuar las sesiones, los síntomas vuelven a aparecer.

Compresión

Se pueden aplicar vendajes o utilizar prendas de compresión (pantys o medias de tejido plano) con el fin de prevenir el agravamiento de los síntomas, descongestionar los miembros afectados y ayudar al bombeo del sistema linfático. La compresión también sirve para preparar los miembros para la cirugía y para mantener los efectos del drenaje linfático manual.  Existen medias y otras prendas de compresión estándar que son de utilidad para personas con problemas de circulación venosa o con tendencia a sufrir varices y trombos. Sin embargo, en el lipedema son más indicadas las prendas de tejido plano. Normalmente estas prendas son recetadas por el cirujano vascular y realizadas a medida en una ortopedia.

Dieta

Si bien el lipedema no puede ser eliminado mediante dieta, es recomendable mantener un peso corporal adecuado para no sobrecargar, por ejemplo, las articulaciones de las rosillas, que ya sufren con la enfermedad. Idealmente debe reducirse el exceso de grasa no lipedémica si lo hubiera, y mantenerse en un peso saudable. Algunos enfoques dietéticos como la dieta antiinflamatoria, estrategias cetogénicas o dietas específicas para enfermedades del tejido adiposo han demostrado reducir la inflamación y la retención de líquidos en los tejidos lipedematosos.

Sin embargo, dado que la etiopatogenia del lipedema es aún poco conocida y que cada mujer tienen una problemática y condición diferente, es altamente recomendable que realicen el proceso de cambio de hábitos alimenticios con acompañamiento profesional, encontrando la estrategia que mejor se adapte a su caso particular y que posteriormente pueda mantener en el tiempo. Recuerda que el lipedema te acompañará toda la vida, y por ello es fundamental que tu forma de alimentarte se modifique también a largo plazo.

Ejercicio

Aunque el ejercicio no reduce la grasa lipedémica, ayuda a reducir la acumulación de líquido, reducir la inflamación sistémica, aumentar la movilidad y mantener o mejorar el funcionamiento de las piernas. Si se utilizan prendas de compresión durante el ejercicio, aumenta su efectividad y resulta más cómodo dado que en muchas ocasiones las zonas con lipedema duelen al realizar ejercicio físico.

Liposucción

La liposucción normal no es una solución para el lipedema, dado que puede dañar el sistema linfático, generando un linfedema y agravando el problema. Existe un tipo especial de liposucción denominada liposucción asistida por agua, que sí  puede eliminar la grasa del lipedema sin dañar los vasos linfáticos. Normalmente se necesitan varias sesiones, dependiendo de la cantidad de grasa anormal.

Este artículo es la transcripción del que escribí para la revista Salud Diez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s