Alimentación del bebé

La alimentación del bebé es de crucial importancia. Durante los primeros dos años de vida de los seres humanos, el crecimiento y desarrollo físico y los aprendizajes son más rápidos que nunca. En estos dos años, hasta el 75% de los nutrientes de cada comida se destinan a desarrollar el cerebro del bebé. Por ello, es muy importante darle al bebé alimentos nutritivos en el momento adecuado.

Alimentación del bebé de 0 a 6 meses

La leche materna es el alimento más seguro y saludable durante los primeros 6 meses de vida para todos los niños en todas partes. Es una fuente constante y segura de nutrición esencial. Está diseñada especialmente para cada bebé, con características únicas. Está disponible a la temperatura adecuada en cualquier momento y lugar, por lo que es la alternativa más segura de alimentación. Hasta los 6 meses de edad, la leche materna debe ser el único alimento que reciba el bebé. Si se entrega a demanda, por sí sola satisface todas las necesidades de energía y nutrición.

Si esto no es posible, el bebé deberá ser alimentado exclusivamente con leche maternizada (comúnmente conocida como leche de fórmula). No necesita nada más, y es peligroso darle agua, infusiones, zumos ni ningún otro alimento líquido o sólido durante este período. La introducción de alimentos distintos de la leche materna al bebé antes de que tenga 6 meses puede aumentar el riesgo de enfermedades. A corto plazo, la diarrea, que puede debilitarlo e incluso poner en peligro su vida. A largo plazo, puede desarrollar alergias, diabetes y/o patologías digestivas. Además, introducir antes de los 6 meses otros líquidos o sólidos en la dieta del bebé puede hacer que tome leche menos frecuencia, disminuyendo la cantidad del alimento que realmente necesita en esa etapa.

La lactancia debe ser a libre demanda. Es decir, cuando lo requiera el bebé, sea lactancia materna o fórmula, y sea ofrecida directamente del pecho, extraída  preparada y suministrada con biberón u otros métodos. Un bebé alimentado con lactancia materna exclusiva puede pasar varios días sin hacer caca. Sin embargo, esto no es estreñimiento, sino que se debe al hecho de que la leche materna se digiere casi en su totalidad.

La leche materna es el alimento perfecto para el bebé hasta los 6 meses

Después de los 6 meses, la OMS recomienda continuar con la lactancia materna hasta como mínimo los dos años de edad. Si no recibe leche materna, la leche de fórmula continuará siendo el principal alimento hasta el año de edad, momento en el cual puede empezar a tomar leche de vaca entera. Sin embargo, y pese a que la leche seguirá siendo la fuente esencial de nutrientes hasta el año y muy importante hasta los dos años, a partir de los 6 meses es necesario introducir otros alimentos para satisfacer las crecientes demandas de nutrientes y aprovechar una ventana de oportunidad a nivel sensorial e inmunológico. Así como es perjudicial dar otros alimentos que no sean leche a bebés menores de seis meses, esperar demasiado también puede ser contraproducente.

Las primeras comidas del bebé

Los primeros alimentos deben ofrecerse después de que el bebé haya amamantado o tomado leche, o entre sesiones de lactancia. El alimento se ofrece como «postre», dado que el bebé no debe llegar hambriento al momento en el que se le ofrece la comida.

Al principio comerán poco, como mucho dos o tres cucharadas,  que se le ofrecen dos veces al día. A esta edad, su estómago es pequeño, por lo que solo puede comer pequeñas cantidades en cada comida. Es importante continuar amamantando o dando leche en la misma frecuencia y cantidad que antes.

Los primeros alimentos ofrecidos deben ser blandos para que sean muy fáciles de tragar. Las frutas y verduras deben ser muy maduras o en su defecto, cocidas u horneadas para que la textura sea suave. La carne, pescado y huevos deben estar muy bien cocidos.

Muchas familias comienzan la introducción de los alimentos mezclados y molidos en forma de puré o papilla. Cuando la papilla es demasiado acuosa, no tiene muchos nutrientes. Para hacerla más nutritiva, es importante cocinarla hasta que esté lo suficientemente espesa como para no caerse de la cuchara.

El sabor de una nueva comida puede sorprender al bebé. Hay que darle tiempo para acostumbrarse a estos nuevos alimentos y sabores. Sé paciente y no obligues a tu bebé a comer. Observa las señales de que está satisfecho, y cuando así sea, deja de darle comida.

A medida que el bebé crece, su estómago también crece y puede comer más alimentos con cada comida.

Alimentación del bebé de 6 a 8 meses de edad

Puede comer hasta media taza de alimentos blandos dos o tres veces al día. Puede comer cualquier cosa excepto miel y leche de vaca, que no debe comer hasta que tenga un año de edad, y derivados lácteos hasta los 8 meses. A medida que va aceptando los purés en las dos comidas principales, se puede comenzar a agregar un refrigerio saludable, como puré de frutas, entre comidas. Debe continuar recibiendo la misma cantidad de leche materna o de fórmula a libre demanda.

Alimentación del bebé de 9 a 12 meses de edad

De 9 a 11 meses de edad, su bebé puede tomar media taza de comida tres o cuatro veces al día, además de una merienda. Ahora ya se puede comenzar a dejar los alimentos blandos en trozos pequeños en lugar de triturarlos. También puede comenzar a comer alimentos cogiéndolos con los deditos. Se debe continuar amamantando o dando leche cuando el bebé tenga hambre.

Los alimentos en este momento ya deben ser ricos en energía y nutrientes. Además de cereales y tubérculos, hay que ofrecer una buena variedad de verduras y frutas, legumbres y semillas, un poco de aceite de oliva o de coco y, especialmente, alimentos proteicos de origen animal (lácteos, huevos, carne, pescado y aves) todos los días.

Si tu bebé rechaza un nuevo alimento o lo escupe, no lo fuerces. Inténtalo de nuevo unos días después.

Alimentación del bebé libre de papillas: el Baby Led Weaning

El destete dirigido por el bebé o Baby Led Weaning en inglés (BLW) es un métodode introducción de alimentos sólidos en el que los alimentos son ofrecidos sin moer ni aplastar, permitiendo que sea el bebé quien gestione qué y cuánto come de lo que se le ofrece. El BLW facilita el desarrollo de un control motor oral apropiado para la edad mientras mantiene la alimentación como una experiencia positiva e interactiva Este método les permite a los bebés controlar su consumo de alimentos sólidos al «alimentarse a sí mismos» desde el comienzo de sus experiencias con los alimentos. El término destete no debe  implicar el abandono de la leche materna o la fórmula, sino que simplemente se refiere a la introducción de alimentos distintos de la leche.

La alimentación del bebé mediante BLW pone el énfasis en explorar el sabor, la textura, el color y el olor a medida que el bebé establece su propio ritmo para la comida, eligiendo en qué alimentos concentrarse. En lugar del método tradicional de meter los alimentos en forma de puré a cucharadas en la boca del bebé, se le presenta comida variada para elegir. A menudo comienzan cogiendo, aplastando y lamiendo o chupando la pieza de comida, antes de pasar a comer. Por lo general, los bebés pueden comenzar a alimentarse por sí mismos alrededor de los 6 meses de edad, aunque algunos esperarán hasta los 7 u 8 meses. La intención de este proceso es que se adapte a cada bebé y a su desarrollo personal.

Al principio sólo es jugar y probar

Los intentos iniciales de autoalimentación a menudo provocan que se ingiera muy poca comida a medida que el bebé explora las texturas y los gustos a través del juego. Pronto comenzará a tragar y digerir lo que se le ofrece. La fórmula o la lactancia materna se continúa junto con el BLW, y la leche siempre se ofrece antes que los sólidos en los primeros 12 meses. Aunque la lactancia materna es el precursor nutricional ideal para el destete dirigido por el bebé (ya que el bebé ha estado expuesto a diferentes sabores  a través de la leche materna y la acción de la mandíbula durante la lactancia ayuda al bebé a aprender a masticar), también es completamente posible introducir un bebé alimentado con fórmula a los sólidos utilizando el método BLW.

Proporcionar alimentos de mesa a un bebé inicia el desarrollo de un fuerte control motor oral para masticar y tragar, incluida la lateralización de la lengua y la eventual formación del bolo. Cuando un bebé ingiere un alimento con textura, , el reflejo de lateralización de la lengua lo obliga a moverla hacia un lado para lamer y saborear la comida. A través de la práctica continua, los bebés aprenden a lateralizar volitivamente su lengua, el primer paso en el desarrollo de un patrón de masticación/deglución.

Es importante ofrecerle al bebé alimentos nutritivos para que explore su color, olor y sabor

Principios básicos de la alimentación del bebé autorregulada o BLW

Los principios básicos del destete dirigido por bebés son:

  • Al comienzo del proceso, se le permite al bebé rechazar la comida, y se le puede ofrecer nuevamente en una ocasión posterior.
  • Se le permite al niño decidir cuánto quiere comer. No se ofrecen «rellenos» al final de la comida con una cuchara.
  • Las comidas no deben ser apresuradas.
  • Las comidas deben ofrecerse en momentos en que los padres también están comiendo, para dar ejemplo y ayudar a aprender a través del reflejo del comportamiento.
  • Se ofrecen sorbos de agua con las comidas.
  • Inicialmente, se dan frutas y verduras blandas. Los alimentos más duros se cocinan ligeramente para que sean lo suficientemente suaves como para masticarlos incluso con las encías antes que salgan los dientes.
  • Los alimentos que no se pueden comer con los dedos, como la avena y el yogur, se pueden ofrecer con una cuchara pero dándosela a sostener al bebé, aunque al principio se manche mucho.

Relación con el desarrollo

Según lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud y otras autoridades de salud en todo el mundo, no se debe introducir alimentos sólidos en la dieta de un bebé hasta después de 6 meses, y para entonces el sistema digestivo del niño y sus habilidades motoras finas se han desarrollado lo suficiente como para permitirle a ellos autoalimentarse. De esta forma, el destete dirigido por el bebé aprovecha las etapas de desarrollo natural del niño.

Desarrollo motor

Desde el nacimiento, el patrón motor oral apreciado es succionar, tragar y respirar. Esta forma reflexiva de comer permite a los bebés alimentarse de un seno o biberón mientras protegen sus vías respiratorias y satisfacen sus necesidades nutricionales. Los patrones motores orales necesarios para comer y tragar sólidos incluyen la lateralización de la lengua, la elevación de la lengua y masticar / tragar, y a diferencia de la secuencia de succionar-tragar-respirar, la coordinación de estos patrones motores orales se aprende, no es reflexiva.

Cuando a un bebé se le ofrece una cucharada de puré, utiliza el patrón motor oral que conoce y que le es innato. Es decir, está succionando. Alimentar a los bebés con papillas y purés es lo habitual. Sin embargo, la investigación apoya que retrasar el consumo de alimentos con textura puede conducir a una mala aceptación en los años posteriores. A través de la exploración lúdica, el BLW ofrece una oportunidad para que los bebés practiquen nuevos patrones motores orale. Estos son necesarios para la manipulación, la masticación y la deglución del bolo. También permiten que el bebé  decida lo que entra en su boca, cómo entra y cuándo.

Ellos eligen

Así, y según los estudios, el bebé elegirá alimentos con los nutrientes que le pueden faltar en ese momento, guiado por el sentido del gusto y el olfato. Además, el bebé aprende de manera más efectiva al observar e imitar a otros. Al permitirle comer la misma comida al mismo tiempo que el resto de la familia, contribuye a que la hora de alimentarse sea una experiencia positiva.

La alimentación del bebé en forma autónoma apoya el desarrollo motor del niño en muchas áreas vitales, como la coordinación mano-ojo y la masticación. Alienta al niño hacia la independencia y, a menudo, ofrece una alternativa libre de estrés para las comidas, tanto para el niño como para los padres. Algunos bebés se niegan a comer sólidos cuando se les ofrece con una cuchara, pero comen felizmente  los dedos.

Pautas de seguridad

Para comenzar a aplicar el BLW, se recomienda que los bebés estén sentados en posición vertical, en una silla adecuada para ellos. Esto permite una fácil expulsión del bolo por arcadas, lo que disminuye el movimiento accidental de los alimentos hacia la faringe. Además, un niño que ya tiene el control del tronco y la cabeza para sentarse sin caerse hacia los lados (estabilidad proximal) probablemente demostrará una coordinación distal adecuada para un control motor oral fuerte.

Además, deben estar sin sueño ni hambre excesiva (deben haber tomado leche primero) y los alimentos deben tener un tamaño adecuado para que el bebé pueda sostenerlos con su puño y que sobresalga un poco. La textura ideal del alimento es aquella que podemos aplastar entre dos dedos. Se deben evitar evitar alimentos con alto riesgo de asfixia: uvas enteras, rodajas de salchichas de frankfurt, tomates cherry, arándanos enteros…

Reflejo de arcada

Al comenzar a aplicar el BLW, muchos padres se asustan al ver que su bebé hace unas arcadas bastante escandalosas, y piensan que se está ahogando. pero nada más lejos de la realidad. Cuando los bebés llevan alimentos sólidos a su boca, ellos son los que guían la experiencia sensorial, comenzando y deteniéndose cuando están cómodos y listos. Cuando la comida se mueve demasiado hacia atrás en la boca provocando un reflejo nauseoso, todo el bolo se expulsa de la boca.

Además, la comida sólida se mueve lentamente en comparación con el líquido, y a menudo no es absorbida por la faringe, lo que no permite la penetración laríngea o aspiración del bolo. Por lo tanto, los bebés utilizan el reflejo de arcada para aprender tres conceptos importantes: los bordes de la boca, desensibilizar paulatinamente su reflejo para poder tragar trozos más grandes, y cómo proteger sus vías respiratorias cuando ingieren alimentos sólidos de forma voluntaria.

A medida que los bebés se acercan a un año de edad, el reflejo nauseoso se mueve hacia atrás en la boca. Esto permite que los alimentos se acerquen más al vestíbulo laríngeo antes de provocar la arcada. Aunque esto permite una mayor capacidad para tragar con seguridad, si solo ha recibido papillas y purés las habilidades orales son inmaduras. Esto pone a los bebés mayores en un alto riesgo de asfixia y aspiración de alimentos hacia los pulmones. Sin embargo, si se ha aplicado la técnica BLW, el bebé ya sabrá masticar y movilizar el bolo, con lo que el peligro de asfixia se reduce.

Beneficios del BLW

Un estudio reciente sugiere que el destete dirigido por el bebé puede conducir a una menor obesidad en la infancia. Los resultados sugieren que los bebés BLW aprenden a regular su ingesta de alimentos de una manera que conduce a un IMC más bajo y una preferencia por alimentos saludables.

Los estudios también concluyen que un bebé que lidera su propia exploración de alimentos y está expuesto a una variedad constante de sabores, texturas y olores a una edad temprana, es más propenso a desarrollar resultados positivos y de interés en la comida. Esto puede disminuir los comportamientos alimenticios «quisquillosos» en niños pequeños.

También se ha visto que que cuando el adulto toma el control, se pierde el amor a la exploración y el descubrimiento. La alimentación del bebé mediante BLW permite la interacción y el juego natural y apropiado para el desarrollo de la relación con los alimentos. Esto tiene el potencial de desarrollar una curiosidad y aceptabilidad culinaria de por vida.

Este artículo es una transcripción del que escribí para la revista Salud Diez.

Las imágenes de los bebés provienen bancos de imágenes de acceso público.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s